menu
Salud
Y yo que usaba toallitas

Y yo que usaba toallitas

12/07/2011
Andrea Fuentes / Eldinamo.cl

La copa menstrual es una copa de silicona que se pone dentro de la vagina y recibe el flujo menstrual. Al llenarse, se saca y se vacía, se lava con agua y se vuelve a poner.

Tengo 36 años y mi primera menstruación fue a los 12. O sea que hace 24 años que estoy con mis “periodos”. Y si son 13 lunas al año calculo que son 312 reglas las que he tenido. Les cuento esto para que vayan sumando.

Si una usa un paquete y medio de toallitas por menstruación a $1.200 (cada paquete de toallitas vale $800 promedio). Entonces $1.200 por 312 periodos dan un total de $374.400. Esto por lo bajo y tirando los costos a lo mínimo. Ahora ni hablar de toda la contaminación que se genera al botar ese paquete y medio de toallas higiénicas a la basura. Quince toallas por 312 ¡son 4.680 unidades! ¿Quién sabe cuanto se demoran en degradarse? Uf, miles de años.

La cosa es que hace un par de años atrás, una amiga me habló de nuestras “lunas”, término que refiere al periodo mensualen el que el óvulo al no encontrar un caballero que lo fecunde, se desprende convirtiéndose en el flujo menstrual. Me parece hermoso hablar de “mi luna” cuando me llega la regla. Sólo con ese cambio de palabra he comenzado un acercamiento más amistoso con “mis lunas” (por lo demás un término muy acertado que refiere al período de 28 días, que está en perfecta sincronía con el ciclo lunar).

Cuando esta misma amiga me habló que ahora ella estaba usando una copa menstrual para recibir “sus lunas”, me pareció descabellado, raro, incómodo, inseguro y hasta asqueroso. Y muchas preguntas se me vinieron a la mente. Que como se pone, que como se usa, que si se me queda adentro y no se puede sacar, etcétera.

Les cuento para las que no sepan. La copa menstrual, es una copa de silicona que se pone dentro de la vagina y recibe el flujo menstrual. Al llenarse, se saca y se vacía, se lava con agua y se vuelve a poner.

Bueno, ese bichito me picó y decidí atreverme. La probé y me la puse. Ahora ya llevo cinco “lunas” con la mooncup y me peino con el asunto. Es cómoda, súper limpia y en verdad me conecta con mi yo mujer.

De todas las cosas ecológicas que yo podría hacer en mi vida, esta, y lo doy firmado, es la más pero la más verde que podría hacer yo en toda mi vida. Y en carne propia.

La venden en http://www.compostera.cl/

Link original del artículo aquí.






> ¿Cómo publicitarse aquí?
Noticias
Noticias.